Aeropuerto Lima Callao

0
119

El Presidente Fernando Belaúnde Terry fue un estadista de lujo para un país latinoamericano, el Perú de los sesenta no lo merecíamos, su falta de malicia política le llevó a cometer los errores que fueron aprovechados por los siempre presentes gorilas de país bananero; luego de cesar la intervención militar en el Perú Belaúnde volvió a ser reelegido, con una mayoría aniquiladora.

En su primer período el estadista concibió la ejecución de un terminal aéreo de avanzada a nivel de Latinoamérica, es así que nació el Aeropuerto Lima – Callao que luego se denominaría Jorge Chávez, un homenaje a los pocos héroes civiles que llegan a tener reconocimiento; el aeropuerto al que reemplazó, Limatambo, se ubicó en lo que es hoy la urbanización CORPAC y el terminal es ocupado por el Ministerio del Interior; la Lima de esa época aún era relativamente pequeña y debido a que uno de los principales factores para elegir la ubicación de una pista de aterrizaje es la constancia de la dirección del viento se ubicó donde permanece ya unos 50 años, y sólo requirió de una pista, sin embargo actualmente soporta una carga de 13 millones de pasajeros que supera la capacidad de dicha única pista, por lo tanto se ha planificado construir otra paralela y otro terminal con un acceso en la Av. Morales Dueñas, así se descongestiona la actual avenida Faucett; el área original de 3 millones de metros cuadrados se eleva a 7 millones, el nuevo complejo contempla además de las pistas de aterrizaje y de taxeo hangares, torre de control y almacenes.

La envergadura de la ampliación ha llevado muchos años de gestiones y transacciones, la actual concesionaria la empresa Lima Airport Partners (LAP) ya está iniciando los estudios de suelos, geológicos, drenajes y movimiento de tierras, obras que se comprende son de naturaleza colosal, y su costo superará los 1,000 millones de dólares; previamente se tuvo que realizar el traslado de un ducto de gas y la avenida Gambetta, pero se anuncia que  el inicio de las obras será el presente año con el movimiento de tierras, la ejecución tendrá una duración de 4 años.

La concesión a LAP se inició el año 2001, y el contrato incluye construcción, mejora, conservación y explotación por un plazo de 30 años que pueden prorrogarse a 60 años como máximo, LAP ganó porque ofreció el mayor pago de retribución al estado, 46.511% de los ingresos brutos; según el mismo contrato LAP debería haber construido la segunda pista de aterrizaje al final del décimo cuarto año de firmado el contrato, es decir el 2015, o después de 5 años después que el MTC entregue los terrenos destinados a tal fin, la no disponibilidad de terrenos obligó a una adenda al contrato de concesión por 10 años, como es lógico los ingresos para la concesionaria debieron duplicarse hace ya tiempo como lo espera hacer una vez concluida la ampliación.

El Aeropuerto internacional Jorge Chávez varias veces ha ganado el primer puesto en calidad a nivel subcontinental, pero se estima que el 2022 tendrá 23 millones de pasajeros, deberá ya diseñarse la nueva solución.

19-09-2018

Compartir
Artículo anteriorMentir no es delito
Artículo siguienteAtaque a Venezuela