Vuelve la realidad

0
123

Ricardo Oviedo

Los fenómenos que castigaron a nuestro país han terminado, por varias semanas las noticias primero inquietantes y finalmente pavorosas nos tuvieron apartados de la política sucia y sus actores, la ex pareja presidencial como se conoce a Ollanta Humala y Nadine Heredia se encuentran nuevamente en el ojo de la tormenta, de arrogantes y despreocupados pasan a un período muy tenso, más si Marcelo Odebrecht ha declarado en Brasil que entregó a Ollanta la suma nada despreciable de $ 3´000,000 para sus campañas.

Naturalmente la pareja niega que esto sea cierto, siguen creyendo que nuestro país está lleno de bobos, idea reforzada ante el hecho que el electorado peruano, al que ya se está llamando “electarado”, en el presente siglo ha elegido a los peores candidatos desde la primera vuelta electoral, el 2011 en segunda vuelta tuvimos a Keiko y Ollanta, de quienes Vargas Llosa dijo que eran el cáncer y el SIDA, por desgracia su predicción resultó cierta y el ayer Presidente hoy se debate entre las manos de la justicia, en forma similar a su antecesor Alan García y el anterior Alejandro Toledo, quien ya tiene orden de captura doble es decir que muy probablemente en un corto plazo la totalidad de presidentes elegidos en el Perú el siglo XXI acaben encarcelados.

Ollanta y Nadine acusan a Odebretch y Barata de crear una conjura contra ellos, ridícula defensa pues en la lista de los dineros negros de Odebrecht figura un tal OH, coincidiendo con las campañas de Ollanta y las cifras que han dado a conocer; en vano además niegan que hayan recibido ese dinero porque el abogado que los defiende, Wilfredo Pedraza, ya lo ha admitido en febrero de este año, por otro lado a ambos empresarios no les conviene mentir porque perderían los beneficios penales negociados a cambio de su cooperación, y Ollanta y Nadine son gente muy menuda para correr ese riesgo.

El partido Nacionalista llamado así en forma casi paradójica por su nivel de genuflexión ante Venezuela o Brasil, cobijó a muchos personajes que hoy son sus más férreos opositores, como el caso de Pari, Abugattás, Chehade, Marisol Espinoza y Verónika Mendoza, entre otros muchos, que han sido testigos de la cantidad de dólares que fluían hacia las campañas del 2006 y 2011, procedentes de Venezuela y Brasil respectivamente y que hoy se muestran sorprendidos como incautos, Verónika incluso participó en las páginas de las Agendas que hoy condenan definitivamente a Nadine.

La memoria del gobierno de Ollanta Humala es uno de los más vergonzosos de nuestra historia, con polos rojos en calco de la izquierda del movimiento de Hugo Chávez y luego de color blanco al percibir que en esa línea no ganarían las elecciones, la masa de electores no se dio cuenta del manipuleo del que fueron víctima y lo eligieron, luego la esposa se empoderaría de la nación; de espaldas a su pretendida línea izquierdista se rodeó de una aureola de frivolidad y paralelamente entre ambos hincaron las uñas en el tesoro público en una forma nunca antes vista, quizás la cárcel no baste como castigo.