Pisco Peruano

0
148

Ricardo Oviedo

Hacen pocas semanas se encendieron las alarmas ya que en el Congreso Mundial de Bruselas que este año se realiza en Chile se pretendió forzar a que el único pisco expuesto sería el chileno, esto cabe en lo legal aunque demuestra poco espíritu abierto de los productores locales, sin embargo el gastrónomo español Ignacio Medina manifiesta que ni en Perú se respeta la denominación de origen, él destaca la calidad en el papel del pisco peruano versus el chileno, pero además denuncia irregularidades en el sector productor, poca atención de los entes reguladores y mal manejo de la marca desde hace décadas.

Hay un tema de fondo, que es la creación del registro de la denominación de origen Pisco del Perú a nivel internacional, desde ese momento cualquier país del mundo está autorizado a elaborar pisco, hubo un registro incorrecto y éste es el origen de todos los problemas del sector pisco; la denominación de origen nunca ha funcionado como tal, una buena parte de la producción del pisco en el Perú es fraudulenta, estamos destilando uva de mesa, vinos a granel traídos de Argentina y aguardiente de caña y haciendo prácticas que no están permitidas por el reglamento como rebajar el pisco con agua, en cualquier supermercado hay mucho pisco con marca por debajo del precio de costo de producción, por otro lado se existe la renuncia a la marca por parte de algunas empresas para poder asistir al concurso internacional, o vender en Chile, eso no se puede hacer bajo ningún concepto, se corrigió lo primero por presión de INDECOPI, pero en Chile se sigue vendiendo destilado de uva peruano.

Los piscos peruano y chileno son dos productos diferentes, elaborados de forma diferente, por lo tanto, podrían tener nombres diferentes, mucho se dice que el nuestro es mejor, pero se encuentra en el Perú el famoso Pozo Santo de ínfima calidad, de este modo no podemos resolver el tema de la calidad  del pisco peruano, si hubiera control de la calidad esto ya debería haberse resuelto, cuando elaboramos los piscos con un remanente de uva de mesa o agua de caña o le agregamos agua sencillamente nos parecemos más a los piscos chilenos o cualquier otro destilado de América Latina.

Reclamamos demasiado cuando consumimos muy poco pisco, nuestro consumo de pisco se concentra en el pisco sour para los turistas y el chilcano, no le damos valor a este producto bandera, el pisco sour desfigura la calidad del licor, por eso gran parte del pisco bamba se destina a eso, el enfrentamiento a los piscos chilenos no le favorece a nadie, aquí no hablamos de destilados, sino de banderas, las banderas acaban llevándose todas las razones y argumentos por delante, no resultan todos afectados porque vaya a sufrir el sector, porque el pisco va a seguir fortaleciéndose, pero se afecta la percepción del mercado.

Es necesario ser coherentes, defender el pisco es exigir que el peruano sea de calidad, que INDECOPI y el ente regulador de la denominación de origen lo garanticen a nivel interno y externo, el patrioterismo que siempre acompaña estos casos no debe prosperar, suficiente es que hagamos bien las cosas.

16-06-17