Alcalde indeciso

0
36

Esta es la tercera oportunidad que nos referiremos a un tema que es de gran importancia para Tacna, y se trata del respeto a las normas emitidas, y de paso al principio de autoridad; el 25 de octubre del 2016 el Ministerio de Transportes y Comunicaciones emitió la Resolución Ministerial N° 859-2016, por la cual y en forma extraordinaria, fija un límite para la circulación de vehículos de servicio público en condición de antiguos, siempre que se encuentren en óptimo estado de funcionamiento y que cumplan los requisitos legales; según esta resolución, el día 1 de enero del 2019, los vehículos entre los años 1996 y 1998 debieron dejar de dar servicio de transporte de personas

Hasta la fecha la Municipalidad Provincial de Tacna se encuentre incursa en omisión al no haber dispuesto el cumplimiento de la norma, han transcurrido más de 5 meses y existe una estrategia de mirar a otro lado lo que ha permitido a los dueños de dichas unidades seguir abusando, no se trata solamente de la antigüedad sino del riesgo que corren quienes hacen uso de las mismas así como la contaminación que causan a la ciudad; según el Alcalde está escuchando a ambas partes las cuales deben ser definidas, una son los transportistas, y la otra sin duda alguna es la ciudad de Tacna, la cual se supone está a cargo de los regidores los cuales en algunos casos se muestran dispuestos a hacer cumplir las normas, pero los funcionarios no opinan igual; más bien parecen dispuestos, en forma similar a su Alcalde darle largas, según dicen la motivación es de carácter social y también técnico ya que el servicio quedaría mal atendido, en cuanto a lo primero es un aspecto subjetivo, con el cuento de “los pobrecitos” en el Perú se cometen todo tipo de ilegalidades; en cuanto a lo segundo la misma Municipalidad se contradice al enumerar que se ha cumplido en un alto porcentaje, y las unidades retiradas no son significativas para el servicio; lo que sí está claro es que el mismo Medina ha reconocido que era una promesa electoral, promesa demagógica que jamás debió darse.

Insistiremos en los aspectos que protege el Ministerio: el primero la seguridad, una unidad con más de 30 años de servicio ha superado largamente su vida útil, los componentes como: frenos, dirección, solidez de la estructura, cables eléctricos, se someten a revisión periódica pero ninguna revisión técnica llega a analizar los elementos que colapsarán en el corto plazo, especialmente los que pueden causar un incendio o colisiones por fallas en los frenos, o simplemente la rotura de una pieza esencial, aunque su revisión técnica se encuentre al día son peligrosos y no pueden transportar ciudadanos.

Los aspectos de ecología son aún más concluyentes, ningún motor reacondicionado tiene el nivel de emisiones de lo actualmente especificado, que en Europa son claros, se eliminan los catalizadores para obtener economía, y de paso se eliminan silenciadores lo que causa otra contaminación que aún no ha sido debidamente estudiada, señor Alcalde, cumpla usted la norma del MTC.