Corona Virus

0
30

Una nueva epidemia se cierne sobre la humanidad y esta vez proviene de la China, las víctimas se suman cada día, la última semana sobrepasaba las 500, y un nivel de infección de 28,000 personas, el gobierno chino ha hecho un alarde de capacidad técnica al instalar en muy poco tiempo un hospital especializado, pero hay factores adicionales.

La modernidad actualmente es el transporte por vía aérea, de allí que los epidemiólogos son los más afectados cuando se presentan estos casos, que ya se han detectado fuera de la nación; otro factor en contra es el control total sobre la ciudadanía, de allí que cuando un médico pretendió alertar del caso se le trató de silenciar, característica de un gobierno comunista totalitario, sin embargo ese mismo factor ha permitido además de la rápida erección del hospital realizar una cuarentena efectiva en Wuhan y ciudades aledañas en una zona más grande que Lima con 11 millones de habitantes, sin las habituales protestas que se hubieran presentado en un país democrático.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado emergencia internacional y como para acentuar el suspenso, el médico que dio la alerta, Li Wenliang, falleció por esa causa; internamente en China son una docena y media de ciudades de Hubei, la provincia más afectada; es una enfermedad nueva y se camufla en forma de gripe.

Los residentes de la provincia se sientes psicológicamente disminuidos y ya están imputando a las autoridades negligencia ya que las medidas debieron tomarse apenas el médico héroe dio la alerta, y de este modo se hubiera localizado y frenado la propagación del virus, sin embargo las medidas adoptadas son sistemáticas y bien estructuradas, China es además uno de los países orientales más disciplinados.

Pero el coronavirus no se detiene ante nada y tiene un crecimiento exponencial como siempre, la situación ha removido las estructuras políticas del gobierno central, por el momento se está evitando que se produzca una pandemia, las naciones del mundo han activado los protocolos correspondientes y se encuentran en alerta incluyendo el Perú, el gobierno de Xi Jinping ha decidido nuevas cuarentenas no solo en ciudades sino en naves aéreas o marítimas.

Los amantes de las teorías conspirativas sugieren que esto ocurre como parte de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, lo cierto es que China se ve afectada enormemente en sus productos de exportación lo que beneficia en primera instancia a su rival, pero indirectamente afectaría a gran número de naciones, sin descartar la idea no creemos que Estados Unidos sea tan irresponsable, aparentemente ya han aparecido casos en Europa y América, los aviones que salen de China son desinfectados, pero aún hay buques en trayecto, lo certero es que todas las naciones deben ahora demostrar serenidad y determinación para tener bajo control este episodio.