El asilado

0
46

Alan García es sin duda un personaje singular de la política peruana, discípulo favorito de Víctor Raúl Haya de la Torre, desde muy joven fue formado no solamente para ser líder sino para llegar a ser Presidente de la República, con tan impresionante soporte ascendió rápidamente en los niveles políticos, miembro de la Asamblea Constituyente en 1978 y Diputado por Lima en 1980; en 1985 postuló a la Presidencia de la República y la ganó en primera vuelta, siendo el Presidente más joven elegido con 37 años, se destacó por su oratoria, la cual sigue conservando y podemos considerarlo el mejor orador de la política actual; de personalidad magnética, una amplia cultura lograda en su formación europea, además de su presencia y apostura, era el ídolo de la juventud.

En su primer período dio muestras de sus deficiencias, irreflexivo a nivel límite; recibió el mote de “Crazy Horse” por el gran humorista peruano Luis Felipe Angell, Sofocleto; envanecido en exceso cometió errores garrafales y al final de su período entregó un país en ruinas, con hiper inflación, terrorismo en su máximo nivel y corrupción entre sus allegados, luego del llamado auto golpe de Fujimori, su sucesor quien tuvo la tarea de corregir los desatinos de García, éste se asiló en la Embajada de Colombia, se había convertido en un perseguido político y en efecto su vida corría peligro.

Luego de permanecer en Francia hasta el año 2001, en que sus juicios por corrupción prescribieron, volvió a postularse a la Presidencia, que ganó el año 2006 derrotando a Ollanta Humala en segunda vuelta, recibió de Alejandro Toledo un país de nuevo ordenado y con buenas perspectivas, a niveles macros tuvo buenos indicadores de crecimiento y ésta vez no pretendió asumir un gobierno de izquierda como el primero; sin embargo el problema de la corrupción, en parte heredada de Toledo fue su principal deficiencia, se dieron casos como los petroaudios y los narcoindultos.

Actualmente Alan García enfrenta una investigación del Ministerio Público, al igual que toda su generación de políticos por el mismo motivo: la corrupción. Recordemos que Tapenas se destapó el escándalo Odebrecht en Estados Unidos, muy astutamente abandonó el país, no así PPK ni Ollanta Humala, quien tuvo que soportar varios meses de carcelería, en aquella oportunidad el juez Concepción Carhuancho tuvo status de héroe para el fujimorismo; en el mismo camino está Susana Villarán.

Cuando el mismo Juez con las mismas consignas decretó prisión para Keiko Fujimori y poco después prohibición de salida del país a Alan García las opiniones han variado radicalmente, se ha cuestionado el Estado de Derecho del país al que se le considera una tiranía de Martín Vizcarra; creemos que en forma irresponsable, puesto que el Presidente del Tribunal Constitucional lo ha desmentido; sin embargo, son los argumentos de García para asilarse en la embajada de Uruguay; estos exabruptos del ex presidente fueron la causa de las deficiencias de su primer gobierno, desprestigiar el país no es un buen camino.