El diluvio

0
50

El Jueves 23 de enero será inolvidable para los tacneños, desde las 18:30 hasta las 19:30 recibimos el castigo de una lluvia que casi nadie recuerda haberla vivido antes, por primera vez vivimos lo que en la sierra o en la selva es casi natural, los indicadores de SENAMHI no fueron nada excepcional, pero para nosotros acostumbrados a la garúa molesta y persistente de los inviernos sí resultó tremenda, casi para todos ver las avenidas y calles que tienen sentido este oeste convertidas en cursos de agua fue excepcional.

Hace un año se presentó un fenómeno similar pero diferente, en el sentido que la lluvia tuvo mayor duración pero menor intensidad, y se han repetido algunos de los hechos, los más notorios en el agrupamiento “Justo Arias Aragüez donde el agua de lluvia combinada con la de colectores de desagüe inundó la misma zona; en la Urbanización Leoncio Prado ocurrió que varias calles sin salida colindantes con la I.E. “Coronel Bolognesi” al ver acumulada en ella el agua perforaron el muro de dicho recinto educativo y lo inundaron con las consecuencias legales que implica, frente a nuestro local radial fue imposible cruzar de una acera a la otra, la calzada estuvo convertida en un riachuelo; estos son los casos más notorios que nos advierten de lo que podría ocurrir en este o los próximos años.

Ya nos lo advirtió el Jefe de Defensa Civil, el clima en el Perú se está tropicalizando como consecuencia de los cambios climáticos,  las temperaturas ambientales están creciendo, el nivel del mar registra incrementos por la pérdida de glaciares en las cordilleras y en la Antártida, a nivel mundial las naciones que más contribuyen a los cambios climáticos no toman conciencia de lo que ocurre, a nivel nacional demostramos incapacidad para reparar los daños de las emergencias ocurridas hacen tres años.

Se hace necesario ya pensar en un sistema de alcantarillado de lluvias, aunque nuestros registros no parecen justificarlos la ciudad está siendo afectada por las lluvias, una de las consecuencias palpables de lo ocurrido hace una semana es el deterioro de las pistas de asfalto, han aparecido nuevos baches con todo lo que ello significa, es decir las municipalidades ya tienen una tarea concreta, ya que en una primera tarea se deberá estudiar el drenaje de las zonas bajas de la ciudad y ya sea protegerlas o darle un drenaje eficiente, lo más probable es que los problemas se irán acrecentando y surgirán nuevas zonas, por lo tanto el sistema de drenaje se convertirá en prioritario.

Los vecinos de las zonas hoy afectadas han estado optando por abrir los buzones de alcantarillado para evacuar el agua pluvial, lo cual no es aceptable puesto que introducen a dicho sistema arena y piedras los cuales en algún momento generarán el colapso de las redes.

El terreno de Tacna tiene pendiente para el drenaje y terreno básicamente conglomerado que la hace permeable, hay soluciones para optar.