El futuro de Venezuela

0
137

Ahora veremos el aspecto político del chavismo; en enero, Maduro realizó su segunda juramentación, luego de ganar una elección presidencial fraudulenta en mayo pasado, la reacción de muchos países latinoamericanos, junto con Canadá, Estados Unidos y algunos estados miembros de la Unión Europea, fue reconocer al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela de acuerdo con la línea de sucesión constitucional del país; EE.UU. que es un importante mercado para las exportaciones petroleras venezolanas, ha sancionado al régimen de Maduro, congelando sus cuentas bancarias y dirigido los pagos de las compañías estadounidenses por el petróleo venezolano a una nueva cuenta que se pondrá a disposición de Guaidó.

Al presentarse movimientos opositores, Maduro ha continuado recurriendo a la intimidación, al encarcelamiento y al hambre de figuras de la oposición y al soborno a los líderes militares; actualmente no se duda que Maduro caerá, pero no se sabe cuándo, un régimen así no puede durar indefinidamente, y luego se deberán satisfacer las necesidades apremiantes; al mismo tiempo, Venezuela necesitará reformas para terminar con la inflación, restaurar la estabilidad macroeconómica y reactivar la actividad económica así como apoyo financiero para importar suministros y reparar maquinaria y equipo,  esto en todos los sectores económicos.

La reconstrucción de Venezuela será un proceso largo; en tiempos de guerra, la producción tiende a disminuir debido a que el enemigo deshabilita infraestructura clave como las conexiones ferroviarias y las instalaciones de generación de energía, en Venezuela, es como si el país hubiera estado librando una guerra total,  los centros operativos vitales están funcionando mal porque se ha descuidado el mantenimiento de rutina y se ha desestimulado la inversión durante más de una década, el enemigo se niega a abandonar el gobierno.

El desafío, entonces, es restaurar un entorno macroeconómico estable y un clima de negocios; al mismo tiempo que se mejora la calidad de vida de los ciudadanos venezolanos para que continúen apoyando las reformas políticas, esto no sería fácil incluso para un país que ha sido mucho menos devastado que Venezuela; se espera que los próximos líderes de Venezuela y la comunidad internacional comprendan la naturaleza del desafío y tomen las medidas necesarias para mantener la paz social durante la reconstrucción. Los venezolanos esperan ansiosamente el desenlace de un gobierno que todo lo hizo mal para desgracia de su pueblo, ya avisora el final pero los días difíciles aún deberán soportarlos hasta finalmente llegar a recuperar el verdadero espíritu de Bolívar, al cual entre Chávez y Maduro han corrompido hasta sus raíces, y muy especialmente se impone que el resto de naciones del continente se miren en este espejo, el socialismo las destruye y genera líderes de barro a los cuales finalmente se les debe repudiar.

Compartir
Artículo anteriorVenezuela post Chávez
Artículo siguienteSecuelas en Táchira