El futuro del automóvil

0
182

El motor de combustión interna ha dado forma a la vida moderna;  el mundo rico fue reconstruido para vehículos con motor, con enormes inversiones en redes de carreteras y la invención de los suburbios, junto a centros comerciales y restaurantes. Aproximadamente el 85% de los trabajadores estadounidenses viajan en automóvil. En la posguerra de EEUU y en otros países, la manufactura de automóviles también fue un generador de desarrollo económico y la expansión de la clase media, pero ahora hay cerca de mil millones de automóviles en las carreteras, casi todos alimentados con combustibles fósiles; aunque la mayoría de autos permanecen apagados la mayor parte del tiempo, los motores de automóviles y camiones de Estados Unidos podrían producir diez veces más energía que sus centrales eléctricas, sin duda el actual motor es el motor más poderoso de la historia.

En comparación con los vehículos existentes, los autos eléctricos son mucho más simples y tienen menos partes; son como computadoras sobre ruedas, necesitan menos personas para utilizarlos y menos sistemas subsidiarios de proveedores especializados; los trabajadores de automóviles en las fábricas que no hacen automóviles eléctricos están preocupados de que podría resultar en eliminación de empleos; con menos posibilidades de fallas, el mercado de mantenimiento y piezas de repuesto se reducirá, los fabricantes de automóviles de hoy en día se enfrentan a su costoso legado de viejas fábricas y mano de obra encarecida, los nuevos entrantes estarán libres de todo eso.

La propulsión eléctrica, junto con la tecnología de conducción sin chofer automática, podría significar que la propiedad es en gran parte reemplazada por el «transporte como un servicio», en el que las flotas de autos ofrecen servicios a pedido; la industria se podría reducir en un 90%, el uso de autos eléctricos compartidos y autónomos permitirían a las ciudades dejar de depender de los estacionamientos y reemplazarlos por viviendas nuevas y dejar que la gente se traslade desde lejos, se revierte la sub-urbanización.

Incluso si no se cambiara por una opción más segura y autónoma de vehículos, la propulsión eléctrica ofrecerá enormes beneficios para el medio ambiente y la salud, cargar las baterías de los automóviles de las centrales eléctricas es más eficiente que quemar combustible en motores separados, los autos eléctricos existentes reducen las emisiones de carbono en un 54% en comparación con las de gasolina, esta cifra aumentará a medida que los autos eléctricos se vuelven más eficientes y la generación de la energía se vuelva más ecológica, la contaminación del aire local también caerá.

La Organización Mundial de la Salud dice que la contaminación es el mayor riesgo para la salud ambiental, y está contribuyendo a aproximadamente 3.7 millones de muertes al año; un estudio encontró que las emisiones de automóviles matan a 53,000 estadounidenses cada año, contra 34,000 que mueren en accidentes de tráfico, el cambio de la célula motriz está muy cerca.