El gas de Evo

0
446

Las actuales autoridades que dominan las regiones australes del país tienen un fuerte tufillo de izquierda, de este modo el Gobernador de Puno, Aduviri, anunció en primera instancia que ha gestionado ante Evo Morales, con quien tiene fuertes nexos por su orientación política, que la región Puno se abastezca formalmente del gas boliviano; decimos formalmente porque hace mucho está ocurriendo en forma de contrabando consentido. Dicha forma se dice abarataría el precio ya que el actual es especulativo respecto al procedente del abastecimiento nacional; de este modo Aduviri cree haber tenido un logro ante Evo, que favorecerá a los habitantes de su región.

Por su parte Evo tiene un pensamiento diferente, en una investigación que fuera publicada en el diario “Correo” firmada por Javier Caderón, deduce que la venta de gas al Perú es en realidad una tabla de salvación para Bolivia; al ganar las elecciones el 2014, Evo Morales anunció que Bolivia sería el centro energético de Sudamérica, al disponer de un proyecto hidroeléctrico llamado Banda Azul en Cháparry, al norte de Cochabamba, consideró que vendería gas a Perú, Paraguay, Brasil y Argentina; si bien dicha venta está funcionando con Brasil y Argentina, hay cambios que en Bolivia han creado alarma general.

En Argentina existe el mega yacimiento de gas llamado Vaca Muerta, el cual acabaría con un largo período de importación de gas, los volúmenes exportados a ambas naciones se han reducido, además Brasil desde el 2015 ha tenido una reforma energética, liberando el comercio de hidrocarburos al sector privado, el panorama es preocupante para Evo Morales y se debe tener en cuenta además que tanto en Argentina como Brasil los actuales gobiernos ya no son amigables compadres de la izquierda.

El Secretario de Energía de Argentina, Javier Iguacel, anunció que en dos años no necesitará del gas boliviano al mejorar su producción interna; y la Agencia Nacional de Petróleo de Brasil recomendó restringir la compra de todo el volumen de gas natural procedente de Bolivia por parte de Petrobras; en estas condiciones la venta del producto al Perú parece ser la mejor opción, la elección de Aduviri ha sido afortunada para Evo, ya que significa abrir otro mercado que sustituya a los de Brasil y Argentina; y se sostendría la hegemonía energética de su país por algunos años más.

La repuesta de nuestro Ministerio de Energía y Minas ha sido de oposición, pero el gas peruano tipo licuado de petróleo tiene una de las tarifas más altas del continente y es la razón del contrabando, incluso hasta Tacna llegan balones del preciado combustible; los Gobiernos Regionales del sur del Perú naturalmente esperan ofrecer a estas regiones un gas a menor precio algo a lo que nadie se va a oponer, por lo que se ha publicado aún no sabemos si se tiene definido dicho precio, que competiría en mejores condiciones con la planta que actualmente se ha instalado en Tacna, y haría inviable el proyecto de la tubería de gas hasta nuestra ciudad, hay aún mucho pan que rebanar.