Entierros de niños sacrificados en Huanchaco: premiado como uno de los mayores descubrimientos del mundo

0
372

El hallazgo se reconocido como uno de los diez mayores descubrimientos arqueológicos de campo a nivel mundial en el Shanghai Archaeology Forum, que se celebrará en China. 

El hallazgo de los sacrificios y entierros masivos de niños de la cultura Chimú, dirigido por el investigador Gabriel Prieto Burméster en Huanchaco, región La Libertad, será premiado este sábado como uno de los diez mayores descubrimientos arqueológicos de campo en el mundo en el Shanghai Archaeology Forum, que se celebrará en China.

Este galardón también reconoce el trabajo de los doctores John Verano y Nicolás Goepfert, quienes son parte del equipo del Programa Arqueológico Huanchaco (Pahuan).

“Este premio es muy importante porque reconoce a escala internacional lo espectacular del hallazgo, pero también el trabajo científico realizado con los materiales registrados. Además destaca la labor de todo un equipo de jóvenes arqueólogos peruanos que están haciendo buena arqueología y ciencia en el norte del Perú”, indicó Prieto a la Agencia Andina.

Manifestó que este premio los compromete a seguir trabajando e investigando y que ahora el reto es seguir buscando financiamiento para iniciar los estudios de muchos materiales recuperados y empezar a sintetizar la información en libros y artículos.

“Seguiremos trabajando en Huanchaco por los próximos años. Dicho sea de paso, en el 2020 cumplimos 10 años de trabajos arqueológicos en Huanchaco y queremos celebrarlo editando dos libros que seguro estarán listos para el 2021”, acotó.

Gabriel Prieto, quien actualmente es profesor e investigador del Departamento de Arqueología de la Universidad de Florida (Estados Unidos), informó que en representación de ellos el premio será recogido por el jefe de Laboratorio de Pahuan, arqueólogo Feren Castillo.

El hallazgo

El hallazgo de osamentas humanas de niños se registró en los sectores Huanchaquito y Pampa La Cruz, ubicados en el distrito de Huanchaco, provincia de Trujillo, región La Libertad.

Estos niños habrían sido sacrificados entre los siglos XIII y XV, y aunque en principio se afirmó que hubo algún evento climático que obligó a estos antiguos peruanos a realizar este gran ritual de sacrificio, las verdaderas razones aún son materia de investigación.

Fuente: Andina / RPP