Evo

0
43

Si bien es aceptable un grado de lealtad hacia determinados personajes no debía exagerarse ni exaltarse aspectos que son no solo negativos sino hasta delictuosos, y viene ocurriendo con los fanáticos del ex Presidente boliviano, ya nos referimos varias veces a él por sus actitudes anti democráticas al burlar su propia constitución y luego forzar los resultados del ya anticonstitucional proceso electoral reciente.

Hace tiempo se mostraba una fotografía de Evo Morales junto a un tren bala chino, quienes la publicaron dijeron que ese tren ya existía en Bolivia, lo que resultó falso, posteriormente igualmente se mostró un puente de altísima tecnología de los que se construyen en Europa, también diciendo que era obra de Evo, y resultó otra falacia, pero a raíz de la autoproclamación de Jeanine Añez como Presidente de la nación, se publicó un vídeo que mostraba una mujer en un sesión pornográfica, se dijo que se trataba de la mencionada política, pero se pudo saber que era una mexicana bastante parecida, esta publicación ya es difamatoria, no se sabe si Añez ha tomado medidas legales.

Un argumento de los partidarios del mismo personaje dijeron que si Angela Merkel gobernaba ya 14 años en Alemania, por qué no podía Evo hacerlo en Bolivia, en este caso es obvia la ignorancia de quien lo creó; la Merkel es Primera ministra de un estado con sistema parlamentario, es jefe de gobierno pero no jefe de Estado, en los sistemas presidencialistas el mandatario cumple ambos roles, el Primer Ministro es electo como parte de la lista de su partido y su poder es limitado, como sigue siendo parlamentario está obligado a negociar con el resto de sus colegas para aprobar cualquier ley, y depende de partidos con los que debió hacer alianza para gobernar.

En contraparte, Evo Morales no es un demócrata, al cometer fraude en las recientes elecciones se había convertido en dictador, al hacer depender de sus órdenes a un supuestamente autónomo Poder Electoral, sus miembros ahora están presos por esa razón; también sometió al Tribunal Electoral al permitirle tentar un nuevo mandato luego de burlarse de la posición de los bolivianos que se lo negaron en el referéndum del 2016.

La actuación de las fuerzas armadas es correcta ya que su primer juramento es a la Constitución, la cual ya había sido violada el 2016 y volvía a ocurrir con el fraude descubierto por la OEA, exigió la renuncia del mandatario.

Hay varios indicadores económicos que muestran en Bolivia una gestión moderna y positiva, el crecimiento de su PBI se ha acercado bastante a los de naciones exitosas como Chile y el Perú de hace un lustro, aunque aún sus valores per cápita son muy bajos; lo que se critica es su abuso de poder y el intento de perpetuarse en el mismo indefinidamente, siguiendo el esquema de Cuba, Venezuela, y otras naciones en el mundo de las izquierdas, comparar a Angela Merkel con Evo Morales es como comparar a Alemania con Bolivia, además su fuga del país no le hace ningún bien.