Final de Chavarry

0
172

El ex fiscal de la nación Pedro Chávarry finalmente optó por renunciar a su alta investidura ante una presión que era realmente imposible de soportar, se había estado comentando que utilizando las festividades de navidad o año nuevo aprovecharía en retirar la confianza al equipo encargado de lava jato, Vela y Pérez, ya que ellos para continuar debían ser ratificados; esta hipótesis resultó cierta el 31 de diciembre en horas de la noche, a pesar que en determinado medio de comunicación Pérez había sido elegido el hombre del año por encima de Gareca y el mismo Vizcarra; resultó evidente que confiaba en que en el jolgorio de fin de año pasaría casi desapercibido el acontecimiento, sin embargo no fue así, esa misma noche se reunieron cantidades de ciudadanos indignados por el hecho, sacrificando su propio bienestar.

Las fricciones entre Chávarry y el equipo eran notorias, hay denuncias mutuas aún en proceso, y la opinión pública está totalmente dividida. Según el grupo aprista y fujimorista Pérez está blindando a Vizcarra por los casos del llamado moqueguazo, el Aeropuerto Chinchero y se dicen 47 denuncias en la ciudad de Moquegua; según el otro grupo de peruanos, que están en la relación de 85 a 15%, deducido del reciente referéndum, Chávarry era el encargado de proteger a Alan García Pérez y Keiko Fujimori, haciendo concierto con el Congreso donde habiendo 4 denuncias constitucionales contra Chávarry, ellas no son llevadas al pleno debido a una terca negativa del Presidente de la Sub Comisión Segura, quien argumenta debe guardar el orden en que recibió los expedientes, sin dar prioridades.

También se ha puesto en duda la idoneidad ética del ex Fiscal, hay audios de diálogos con Hinostroza cuya trascendencia deberá ser analizada por la misma fiscalía y por el momento solo es motivo de conjeturas; pero nuestra posición ha sido que en su momento Chávarry ha mentido al negar haber participado de una reunión con algunos periodistas, lo que fue detectado y él mismo tuvo que reconocerlo; en el portal del Ministerio Público se menciona que para dicho cargo se requiere conducta intachable y reconocida, mentir lo excluía automáticamente, pero a pesar de ello en el Congreso se creó una frase inaplicable para un Fiscal, decían que mentir no es un delito; esta vez el hecho de haber tenido que ceder a la presión ciudadana y verse obligado a regresar a Vela y Pérez lo obligó a renunciar imperativa, y vergonzosamente.

Adicionalmente, el mismo equipo ha denunciado que documentos y ambientes lacrados han sido violentados por personal de seguridad de Chávarry, denuncia de cuya gravedad no tenemos duda; el hecho ha quedado registrado en videos y si bien se ignora lo que se haya sustraído nos quedará por siempre una duda acerca de la decencia del procedimiento, más aún si la renuncia se produjo con posterioridad a dicha incursión, adicionalmente el Colegio de Abogados de Lima le ha aplicado una suspensión de 4 meses; internacionalmente esta situación hace decaer aún más nuestro alicaído prestigio como nación.

Compartir
Artículo anteriorSolidaridad nula
Artículo siguienteJusticia cuestionada