Instrumentos del IGP reportan hasta 15 sismos al día en el sur

0
63

Población apenas siente aquellos que alcanzan una magnitud por encima de los 2° Richter, precisa Héctor Palza Arias – Barahona

Entre 10 a 15 sismos al día en el sur del país detectan las estaciones del Instituto Geofísico del Perú (IGP), informó su director para la sede en Arequipa, Héctor Palza Arias – Barahona. Si se suma a los que detecta la Onemi en el norte de Chile, llegan a unos 50 a 60 eventos.

De estos temblores, la población solo percibe aquellos que sobrepasan los 2° Richter, los cuales en promedio ocurren uno cada 15 o 20 días, refirió.

Sobre el remezón de 6.3° Richter sentido el jueves a las 17:19 h, manifestó que es un evento normal que forma parte de la tectónica de placas.

“Se da al liberarse la energía por el choque de la placa de Nazca y la Sudamericana, lo raro sería que no hubiera sismos”, subrayó.

MITO

Asimismo descartó, como creen algunos, que dicho temblor haya cambiado el clima en Tacna, ya que de tener una semana con sol radiante desde las 6 h, el viernes estuvo completamente nublado y templado hasta las 10 horas.

“Esto no tiene nada que ver, el sismo ha ocurrido a 90 kilómetros de profundidad y eso no hace variar la atmósfera, es imposible, son cosas diferentes, más bien podría ser al revés, que el clima acelere un evento sísmico por cambio de presión”, aseguró.

La principal recomendación para mitigar los efectos de los sismos, señaló, es que los pobladores construyan adecuadamente sus viviendas, con asistencia técnica y en lugares que no representen un riesgo como la ladera y cima del cerro Intiorko.

“La ciudad de Tacna ha crecido rápidamente, igual que Moquegua, pero no ha habido una dirección técnica y ese es un riesgo”, enfatizó. Lamentó que desde el 2001, cuando se suscitó el terremoto que asoló el sur del Perú, se haya incrementado la expansión de las viviendas hacia lugares inseguros como la meseta del Intiorko.

Coincidió en que las autoridades muchas veces en busca de votos y réditos políticos, permiten el poblamiento y las invasiones en sitios que resultan peligrosos.