Justicia cuestionada

0
95

Desde el mes de Junio del año pasado nuestro país vive una angustiosa situación de desconfianza en el sistema judicial, la fuga del ex juez Hinostroza sólo sirvió para demostrar su condición de reo, poco después en una forma pocas veces tan cuestionada juramentó el Fiscal de la Nación Pedro Chávarry, a pesar de no tener una conducta intachable pues según él para proteger a la Fiscalía había vertido falsedades demostradas poco después, el Fiscal antes de renunciar es sospechoso de haber ordenado violar unos precintos colocados en una habitación donde se hallaba trabajando el Fiscal Pérez, es decir su situación no puede ser menos auspiciosa.

Por otro lado el Presidente Vizcarra no ha sido precisamente discreto en opinar en contra de Chávarry, se negó a tomarle el juramento de protocolo, y con un exceso de celo recomendó, pidió y conspiró para deshacerse del referido Fiscal, siendo objeto de críticas de fuerte contenido, que incluían denuncias de actos corruptos de Vizcarra los cuales serían la causa de querer retirar del cargo a Chávarry, denuncias que deberán ser analizadas y seguir el debido proceso.

En esas condiciones se ha publicado el ranking de la Independencia del Poder Judicial a nivel mundial, y el Perú no ha salido bien parado en el aspecto objeto de análisis, es decir la independencia del poder, y no podemos negar que la alta popularidad de que disfruta el Presidente le ha permitido tomarse algunas libertades pero a costa de la baja nota obtenida por parte del Reporte de Competitividad según el cual entre 140 naciones Perú ocuparía el puesto 115, muy cerca a la de las naciones del Africa sub sahariana, las más retrasadas del mundo; a nivel del continente estamos en sexto lugar después de Uruguay que ostenta el puesto 23, Chile ocupa el 36, Brasil el 79 y Colombia el 112, niveles que confirman otros valores de dichas naciones, como mal de muchos consuelo de tontos, podemos proclamar que estamos mejor que Ecuador con el puesto 135, Paraguay con el 136 y como resulta lógico, Venezuela en situación 139 y Bolivia en la 140, esto es fácil corroborarlo con la forma como Evo Morales utiliza la justicia a su favor en el caso de la reelección.

Y no es que se deba a la presencia de Vizcarra, en los últimos 15 años la posición del Perú ha fluctuado entre el puesto 110 y 120, se trata de un problema nacional, y si consideramos su nivel de corrupción y la desconfianza de la población, llegaremos a la conclusión que se trata de un sistema incapaz de reformarse y mejorar por iniciativa propia, aspiramos a niveles de naciones como Colombia y Chile, cuyas organizaciones políticas nos superan largamente, y a integrar el OCDE donde ambas ya son miembros hace un tiempo.

Es urgente mejorar nuestro sistema judicial, que debía ser una meta previa a merecer la independencia que le garantiza la Constitución, porque aún hay Jueces y Fiscales que han guardado relación estrecha con los llamados cuellos blancos del puerto, y ni siquiera se les está investigando, de este modo naturalmente la justicia peruana no está avanzando.

Compartir
Artículo anteriorFinal de Chavarry
Artículo siguienteMachismo salvaje