La economía se resiente

0
148

El aún vigente conflicto entre los tres poderes del estado luego de dos años de confrontaciones han debilitado la posibilidad de realizar reformas que permitan mejorar el crecimiento económico, se tiene una expectativa de 3.9 %, en el límite de lo necesario, entretanto en Foro Económico Mundial nos ha calificado entre 140 naciones, en el lugar 63, mientras que Chile ocupa el lugar 33; nos permitimos la comparación teniendo en cuenta que en población y territorio casi duplicamos al vecino país, y el nuestro tiene mayores recursos naturales; la explicación es que su estado es más eficiente.

En la misma encuesta en aplicación de tecnologías estamos en el puesto 94, marco institucional 90, dinamismo en los negocios 92 y capacidad de innovación 89, son los aspectos que descuidó el legislativo; en factor seguridad, por el crimen organizado puesto 129, en tasa de homicidios 109, confiabilidad en la policía 136, independencia del poder judicial 115, en eficiencia del marco legal 136, asimismo estamos mal ubicados en aspectos como: respeto a la propiedad física e intelectual, en educación y formación de docentes; en facilidades de establecer un negocio, y otras más; paradójicamente estamos en el puesto 1 en el manejo de la inflación y de la deuda pública, es decir nos movemos bien en el entorno macro económico, pero sin reformas, dichos valores no se verán reflejados en la economía de las mayorías.

El objetivo de las estrategias económicas es el desarrollo y no solamente el crecimiento, el desarrollo es la calidad de vida que se logra para sus pobladores, un país puede crecer sin desarrollar, pero no puede desarrollar sin crecer, el crecimiento es producir más, si las empresas producen más, esperan vender más, si venden más se incrementará la recaudación fiscal, en resumen el crecimiento pone a disposición del gobierno más recursos, que debería orientarlos a elevar el bienestar en: educación, salud, seguridad y otros aspectos que figuran como prioritarios; además producir más, genera más empleo, relación más compleja porque la robotización restringe el uso de mano de obra.

También es importante la estabilidad económica, el primer gobierno de Alan García nos dejó un mal ejemplo de manejo en éste sentido; al fin de su gobierno las bases sociales del país estaban siendo debilitadas así como el aparato productivo; el resultado fue la postergación de la clase media, y la violencia que llegó a su pico en el mismo gobierno; se desencadenó el déficit fiscal, la inflación galopante, el sobreendeudamiento, fue la bancarrota del Estado, las consecuencias las pagó el pueblo: pobreza, desnutrición, inseguridad, desempleo, informalidad, corrupción, especulación y terrorismo.

Tenemos 25 años de estabilidad macro, iniciadas por Alberto Fujimori, pero no tenemos desarrollo, el populismo y la politiquería han imperado; en Europa no se concibe la informalidad y competencia desleal, obras paralizadas y empresas estatales ineficientes, las reformas estructurales postergadas son imprescindibles; sí al crecimiento pero más importante sí al desarrollo.