La obra del hospital necesita una adenda para ampliar plazos y costos adicionales

0
95

Contralor advierte que otro problema es la falta de área de contingencia

Tras realizar una visita de inspección en la obra del nuevo hospital, el contralor general Nelson Shack Yelko verificó que el proyecto está bastante retrasada, tal como lo declaró a la prensa cuando terminó el recorrido por la construcción.

Mencionó que de acuerdo a los contratos originales, esta obra debía terminar a fines de julio pero no será así porque demuestra un nivel de ejecución de un tercio del 100%.

“Claramente va necesitar una adenda, que va implicar una serie de mayores plazos y seguramente costos adicionales”, precisó.

INVESTIGACIÓN. El funcionario anunció que dispondrá que un equipo de Lima llegue a Tacna en un par de semanas para que tenga una serie de reuniones de trabajo con el Ministerio de Salud, el GRT y la contratista a fin de ver la mejor forma de viabilizar, dentro del marco legal vigente, el término de la obra.

“Vamos a nombrar un equipo permanente de especialistas que trabajen cotidianamente y vean cuál es la situación y cómo resolver este impase”, precisó advirtiendo que también se hará el deslinde de responsabilidades investigando a los funcionarios de la anterior gestión, que dice estuvieron involucrados.

“Toda ampliación de plazo y de montos va requerir el deslinde e identificación de responsabilidades. Que la obra se haga no significa que nadie va ser sancionado”, apuntó comentando que antes la Contraloría solo hizo un acompañamiento pero no un control concurrente.

Shack dijo que otro problema no menor, es que no se puede terminar la obra mientras no se demuela el hospital anterior. Añadió que recién se enteró que no hay un hospital de contingencia ni para Emergencia. “Qué va pasar con los pacientes, la única solución es crear una emergencia de contingencia porque no se podrá pasar al nuevo, esa es una preocupación”, acotó.

Fuente: Correo