Más avances

0
329

Continuamos difundiendo otros aspectos científicos que el año 2018 se han logrado, algunos serán significativos en el futuro de la humanidad a pesar que no han tenido la acogida que normalmente tienen aspectos de tipo más espectacular aunque sean menos trascendentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) finalizará un gran revisión en su manual de Bioseguridad en Laboratorios a mediados de año. Este cambio tendrá repercusiones en cómo se manipulan patógenos como el ébola, cuyo manejo había permanecido inalterado desde 2004. Se prevé que la OMS busque mejorar la formación del personal de laboratorio y en crear protocolos más específicos para cada situación.

En 2019 se pondrán en práctica las primeras pruebas de geoingeniería, una práctica destinada a contrarrestar el calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero liberados por la actividad humana; científicos estadounidenses lanzarán a la atmósfera pequeñas cantidades de unas partículas muy similares a cenizas para estudiar cómo se dispersan y si podrían ayudar a enfriar el clima al reflejar parte de la radiación solar a la atmósfera, tal como ocurre de forma natural con las erupciones volcánicas. Los detractores de esta tecnología argumentan que podrían tener efectos imprevistos. En la actualidad este proyecto, de nombre SCoPEx, espera el visto bueno de un comité independiente, es sin duda una iniciativa audaz y que hasta cierto punto toma una idea ya planteada cuando se temía una guerra total, la del invierno nuclear, consecuencia de la acumulación de polvo en la atmósfera en nivel tal que anularía la fotosíntesis que es la base de la cadena alimenticia; es decir quienes no perecieran como consecuencia de las bombas nucleares quedarían sometidos a perecer de hambruna. A raíz de los atentados del 11 de setiembre del 2001 y la eliminación de vuelos se observó variaciones en el clima al desaparecer la tenue capa que generaban los aviones; sin duda habrá mucho que analizar antes de esta aventura científica.

En 2018 Canadá se convirtió en el segundo país del mundo en legalizar el uso del cannabis, por detrás de Uruguay, este año está previsto disponer de los primeros resultados de varias investigaciones canadienses que investigan el cultivo y la biología básica de esta planta; está previsto que a finales de este año se inaugure el primer centro de investigación enfocado en este cultivo, en el que se estudiará la genética y los beneficios para la salud del cannabis; el uso errado y desmesurado por parte de grupos humanos de la planta motivaron su proscripción, y por lo tanto no hubo la oportunidad de analizarla seriamente pues se ha ido conociendo paralelamente que su uso regulado será de mucha utilidad para la humanidad.

El mundo de la ciencia suele ser poco difundido al ser considerado árido, pero siempre será fascinante y permitirá que la vida en el planeta sea más aceptable a pesar del daño que se ha venido causando a la ecología.