Nuestra Amazonía

0
105

Es conocida la calidad de pulmón del mundo asumida por la Amazonía que se ubica en Sudamérica y abarca principalmente territorios de Perú y Brasil, ante la deforestación practicada en África que además sufre por efecto de los cambios climáticos la desertificación; pues ahora resulta que los mismos vicios practicados en el continente negro se están usando en la Amazonía, según lo denuncia el grupo proteccionista Avaaz.

En el último año se habría destruido un área del tamaño de 500 mil campos de fútbol, lo que equivale a casi 500 millones de árboles arrancados y hecho desaparecer para siempre, el procedimiento parece extraído de novelas del siglo XIX, milicias armadas irrumpen en las zonas protegidas y asesinan a los líderes indígenas que se enfrentan a ellos, incluso existe noticia de que usando aviones se lanza gasolina para desatar incendios forestales masivos, y el Presidente de Brasil Bolsonaro, está empeorando aún más la situación al despojar a la Amazonía de sus últimas medidas de protección.

Ahora mismo, los defensores de la Amazonía en el Congreso brasileño están considerando aprobar nuevas medidas para proteger la preciada selva, y grupos indígenas exigen apoyo internacional para incrementar la presión y defender su hogar; el grupo Avaaz ha creado un llamamiento masivo por parte de ciudadanos de todo el mundo para proteger la selva el cual, cuando se haga masivo harán llegar sus voces en el Congreso en los momentos clave, para así silenciar las motosierras y detener el apocalipsis de la Amazonía.

Bolsonaro ha elogiado a los deforestadores, ha bloqueado la financiación a importantes programas de conservación y amenazado con desalojar de sus tierras a comunidades indígenas enteras, el riesgo es no solamente perder la selva, La Amazonía absorbe y almacena ingentes cantidades de carbono, y sin ella, no habrá posibilidades de detener la crisis climática.

Diputados brasileños están a punto de presentar varias propuestas que podrían reducir la deforestación ilegal en Brasil a cero, y líderes indígenas clave piden apoyo mundial para defender la selva; el grupo ha generado una convocatoria a nivel mundial a la cual solicita adherencias, la Amazonía se encuentra en riesgo y es necesario ejercer presión, una vez sean suficientes las adhesiones se tomarán acciones para salvar la selva haciendo encuestas, publicando anuncios contundentes y presionando a gobiernos clave de todo el mundo para que rompan su silencio.

Hace solo unos años, cuando Brasil quiso poner en venta un trozo de la Amazonía del tamaño de Dinamarca; 1,9 millones de miembros de Avaaz de todo el mundo presentaron su protesta y salieron triunfantes, Ahora la amenaza es aún más grande lo que requiere una lucha más dura y con más fuerza e inteligencia, la Amazonía es también nuestra y aunque en menor medida estamos viendo cómo la minería ilegal destruye enormes áreas forestales, el futuro está a la vuelta de la esquina si no la protegemos.