Nuestros glaciares

0
17

Cuando se tocan los temas ambientales muchos consideran que son de ciencia ficción, tendremos que desengañarlos, no es ficción pero sí ciencia, aun existiendo normas ambientales el mismo estado las ignora en diversos aspectos como la minería ilegal que destruye nuestra selva o contamina suelos y ríos, la calidad del aire tanto en contaminación atmosférica como sonora, agricultura con abuso de pesticidas, y algunos otros cuyos efectos se están acumulando y nos veremos obligados a intentar revertir a costos muy elevados.

Varias veces nos hemos referido a los glaciares andinos; ríos y arroyos dependen de ellos en la época de estiaje, dando vida a la agricultura en la sierra; según investigadores del Instituto Geofísico del Perú y la Universidad de Albany publicados por la editorial Nature, alrededor del 2050, dentro de 30 años, la capa de hielo tropical más grande del mundo llamada Quelccaya, ubicada entre Cusco y Puno podría desaparecer; la investigación se basa en mediciones del volumen de la capa de hielo por medio de imágenes satelitales y mediciones in situ de las variables atmosféricas en los últimos 14 años.

Actualmente Quelccaya tiene un área de 50 kilómetros cuadrados, pero en los recientes 30 años ha perdido cerca del 31 % de su masa glaciar y su deshielo es cada vez más acelerado por los efectos del cambio climático; dicha capa de hielo se ubica entre 5300 y 5680 metros sobre el nivel del mar y es significativa en relación a otros cuerpos de hielo de los andes sur peruanos, las proyecciones que se están haciendo en el Perú funcionarán para el resto, ya se ha advertido la desaparición de los hielos en Pastoruri, la aparición de las montañas Arco Iris en Ausangate son consecuencia del mismo fenómeno.

Quenccaya tiene una característica y es su inmovilidad, otros glaciares tienen un movimiento muy lento de traslado, además su capa de hielo por ser más gruesa resiste mejor el cambio climático, y genera muchos glaciares en su periferia, dichos cuerpos desaparecerían también con Quelccaya; el Perú tiene alrededor del 71 % de los glaciares tropicales del mundo, su desaparición en efecto de dominó tendrían un impacto global gravísimo.

En los Andes los impactos del cambio climático son mayores que en la costa, por lo que la desaparición de Quenccalla ocurriría una década antes de lo estimado; los cálculos son aún conservadores, no se han analizado procesos como el calentamiento del suelo, precipitaciones más calientes, intensificación de vientos secos entre otros; según el Atlas sobre retroceso de los Glaciares Andinos de la UNESCO éste será de 78 a 97 % a finales del 2100, pero dichos niveles pueden ser para el sur del Perú a mediados del 2050, el Instituto Geofísico del Perú realiza estudios de los efectos que producirá el cambio climático, enfocado en la frecuencia e intensidad de los fenómenos extremos para efectos de mitigación y adaptación al cambio climático; dicho en pocas palabras el daño está hecho y no hay marcha atrás, el Perú resultará uno de los primeros afectados de la irresponsabilidad y soberbia del ser humano.