Pacto mundial sobre migración

0
35

En la ciudad de Marrakech de Marruecos se ha firmado en forma abrumadora, ya que de los 193 Estados que componen las Naciones Unidas, 150 lo han aprobado, el Pacto Mundial Migratorio de dicho Organismo mundial, es primera vez que en su historia la sociedad internacional decide un acuerdo con tan alta cantidad de adherentes, se trata de un acuerdo que no es vinculante para quienes lo han suscrito, es decir no tiene carácter obligatorio.

El pacto lo que busca es sensibilizar a los Estados acerca de tan complejo fenómeno como es la migración internacional, que éste año ha tenido un pico con el caso de Siria que llegó a desbordar las capacidades de varias naciones Europeas, y el aún latente de los hondureños que han hecho una marcha hasta la frontera México Estados Unidos, cuya conclusión, aún está en camino; Donald Trump ha decidido actuar con energía anunciando que no se recibirán estos migrantes, justo es decirlo que desde sus inicios lo había manifestado y a pesar de ello no se paralizó.

En el Perú a una menor escala estamos con otros problemas con migrantes que proceden del caribe: Haití, Cuba Colombia y ya algo gravemente, Venezuela; nosotros vemos con poca simpatía esta ola migratoria a la que ya se ha puesto reparos; sin embargo, se calcula que pasan ya del medio millón en la actualidad y que llegarán a varios; por un lado se ha agudizado la crisis de fuentes de trabajo en la nación y el índice de la pobreza sin duda crecerá, se están reportando frecuentemente casos delincuenciales protagonizados por grupos de migrantes, en Tacna existe un programa de prestamistas los cuales actúan con crueldad ante sus deudores; en general existe un rechazo algo suavizado ante la belleza de las venezolanas.

Serios estudios de la ONU han determinado que la migración produce un impacto positivo sobre las naciones, además se respaldan los principios de solidaridad y cooperación internacional; a pesar de ello Estados Unidos no ha firmado el Pacto, pero se debe a la filosofía que dejó Henry Kissinger de no firmar instrumentos, no lo ha hecho con el protocolo de Kioto sobre cambio climático, ni el Estatuto de Roma que estableció la Corte Penal Internacional, ni la Convención de la ONU sobre Derechos del Niño, la Convención Americana de DD. HH. de San José; se retiró del acuerdo de París sobre Cambio Climático y no firma la Convención del Mar; se ha hecho notar que Chile tampoco lo ha firmado, lo cual es absurdo puesto que la diplomacia chilena nunca ha sido referente para el Perú.

Nuestra firma ha sido un acierto pero será necesario explicarlo a la población, porque como siempre el diablo de la política ha metido su cola y se ha convertido en factor fustigante contra Vizcarra; debemos tener presente que el Pacto no obliga a nada ni impacta en nuestra soberanía ya que es antes que nada declarativo, pero debemos contar además a los 3 millones de peruanos migrantes que recibirán un beneficio en el lugar del mundo que lo haya firmado.