Pedro Chávarry estuvo junto a su personal de seguridad tras sustracción de documentos en oficina lacrada

0
125

Más información sale a la luz. Rosa María Venegas, exasesora de Pedro Chávarry, y los tres agentes de seguridad personal del ex fiscal de la Nación no fueron los únicos que se encontraron en el noveno piso de la Fiscalía de la Nación, en donde estaban las oficinas lacradas.

El propio Pedro Chávarry también estuvo el sábado 05 de enero en el mismo lugar. En imágenes difundidas en exclusiva por el diario El Comercio, aparece el exfiscal de la Nación acompañado de Víctor Arias, el suboficial a cargo de su seguridad personal, y quien participó en la violación de la oficina lacrada junto a Rosa Venegas.

Un informe de la División de Investigación de Alta Complejidad de la Policía (Diviac) indica que, luego que el fiscal José Domingo Pérez Gómez se percatara de que los precintos de seguridad de la oficina de Juan Manuel Duarte fueron “adulterados y desprendidos”, se lacró la oficina donde se almacenan las imágenes de seguridad del Ministerio Público, del primer piso.

En las imágenes, se ve que  Pedro Chávarry ingresó a las 12:23 p.m. al noveno piso del Ministerio Público, acompañado de un miembro de su seguridad. Luego, a las 12:30, hicieron su llegada los suboficiales Hugo Robles y James Rodríguez, los otros dos agentes que ayudaron a Rosa María Venegas en la sustracción de los documentos.

En las cámaras también quedó registrado que Venegas y el suboficial James Rodríguez estuvieron a las 12:51 p.m. en un pasadizo por el que se accede al despacho del titular delMinisterio Público.

Horas más tarde, aproximadamente minutos después de las 3 p.m, Rosa María Venegas y los suboficiales ingresaron a la oficina lacrada, hasta las 3:39 p.m. en que terminaron de sacar los documentos.

A esa misma hora, se registra la salida de Pedro Chávarry del pasadizo donde está su despacho y el de sus asesores. Según el informe, está acompañado por cinco personas: Venegas, los suboficiales Rodríguez, Arias y dos personas que todavía no son identificadas.

Fuente: Trome