Susana Villarán: Juez dicta 18 meses de prisión preventiva para ex alcaldesa

0
57

El juez Jorge Chávez Tamariz escuchó por la mañana los argumentos de la fiscalía y la defensa de la ex alcaldesa de Lima

El juez Jorge Chávez Tamariz dictó 18 meses de prisión preventiva para la ex alcaldesa de Lima Susana Villarán. Esto como parte de la investigación por la recepción de aportes ilegales de las empresas Odebrecht y OAS por US$10 millones. La Fiscalía había solicitado que la medida sea por un plazo de 36 meses.

Susana Villarán es investigada por los presuntos delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo propio y lavado de activos. La fiscalía le imputa la recepción de US$3 millones de la empresa Odebrecht y US$7 millones de OAS. Las dos constructoras entregaron dinero para su campaña contra la revocación del 2013. OAS también lo hizo para su campaña de reelección en el 2014.

Junto a Villarán, acudieron el ex gerente municipal José Miguel Castro y el ex funcionario municipal, Gabriel Prado.

Recepción y pagos

Durante la audiencia, la fiscal Ángela Zuloaga, fundamentó el requerimiento de prisión preventiva contra la ex autoridad edil, al sostener que los elementos de convicción contra Villarán habían incrementado.

Ello, al enumerar y reseñar la declaración de cuatro aspirantes a colaboradores eficaces quienes describieron la manera en que Villarán y José Miguel Castro, solicitaron dinero a las contructoras Odebrecht y OAS.

Además, rescató las declaraciones del ex director de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, quien manifestó ante la fiscalía que luego de haberle entregado $3 millones para la campaña del No a la Revocatoria de Villarán, esta última le agradeció el aporte.

También se rescató la declaración del aspirante a colaborador 105-2019, quien manifestó que  Valfredo de Assis (representante de OAS) fue citado a Palacio Municipal y se reunió con Susana Villará, quien le dijo que el cambio de gestión perjudicaría a los proyectos en marcha.

Luego, agregó el aspirante a colaborador, José Miguel Castro, le dijo a OAS que las empresas debían pagar parte del financiamiento contra la No Revocatoria y le solicitó $3 millones.

Con dicho dinero, indicó, la fiscal se pagó la publicidad a empresarios extranjeros como Luis Favre y Valdemir Garreta.

Además,dijo la fiscal, se pagó a los artistas Magaly Solier, Cristian Thorsen y Julio Andrade, que cobraron por participar en la campaña por el NO a la Revocatoria. “Tuvieron contraprestaciones”, agregó la fiscal.

Para la campaña de reelección del 2014, anotó la fiscal, Villarán habría solicitado dinero  a la empresa OAS. El porte, fue pedido a través de José Miguel Castro, quien dijo a la constructora que a ellos les tocaba entregar $4 millones.

Sin embargo, anotó la representante del Ministerio Público, parte del dinero de dicha campaña se encontraría aún en poder de Villarán y sus coinvestigados, ya que las rendiciones de cuentas de su postulación al sillón municipal, fue menor al presunto aporte recibido.

Prisión imperiosa

La fiscal Zuloaga, sostuvo que Villarán “utilizó la Municipalidad de Lima, ella usó a los funcionarios municipales para sus fines”. Recordó que la ex alcaldesa, siempre negó saber la procedencia de los fondos.

Sin embargo, tras las investigaciones del Minsiterio Público, dijo, se determinó que “ella sabía el grado de participación de cada uno de los integrantes de la organización criminal”.

“(Villarán) es líder de su propia organización criminal”, apuntó Zuloaga.

La fiscalía también consideró que Villarán había obstaculizado la investigación puesto que recién, a través de una declaración en una radio local, admitió que sí conocía que los aportes a su campaña electoral provenían de Odebrecht y OAS.

A ello, advirtió, se suma el audio grabado por Gabriel Prado, en la que conversan sobre los aportes. “Esto demuestra un pacto de impunidad con José Miguel Castro Gutiérrez y demuestra que influenciaba en sus coprocesados para que el Ministerio Público no pueda llegar a la verdad”, afirmó la fiscal.

Por esas consideraciones y porque las penas a imponer en un futuro superarían los cuatro años y que por ello podría eludir la justicia, la fiscalía consideró que era imponer prisión preventiva contra Villarán, era necesario.

“Es de imperiosa necesidad que se varíe la comparecencia restringida por la de prisión preventiva de Villarán, básicamente, porque puede influir en las personas cercanas o colaboradores”, concluyó.

No eludirá la justicia

Iván Paredes Yataco, abogado de Villarán de la Puente, anunció que no rebatiría los elementos de convicción sustentado por la fiscalía. No obstante, sí cuestionó el peligro procesal y de fuga.

Al respecto, sostuvo que su patrocinada viene cumpliendo con las normas de conducta que le impuso en Poder Judicial cuando dictó su comparecencia restringida con impedimento de salida del país.

Remarcó que para poder variar una comparecencia por la de prisión preventiva, es necesaria que el peligro procesal se haya incrementado; y a su consideración eso no ha pasado.

En esa línea aseguró que la Fiscalía ya conoce donde vive Villarán y que además, esta aún tiene un contrato de trabajo vigente hasta septiembre del 2019. Que su patrocinada ha tenido más de 80 procesos abierto y de dicha cifra, 50 ya están archivados.

Aseguró que con sus recientes declaraciones ante una radio local, donde admitía su responsabilidad por solicitar aportes de Odebrecht y OAS, los hizo por convicción personal y no por presiones ante un supuesto colaborador eficaz.

“Mi patrocinada jamás se acogerá a la colaboración eficaz” y si tiene que ir a prisión, ella irá a prisión”, afirmó. Agregó que han solicitado declarar todo ello ante la fiscalía.

Finalmente, Susana Villarán de la Puente hizo sus alegatos de defensa y ratificó su versión sobre la procedencia de los aportes de Odebrecht y OAS. Afirmó que no lo había dicho antes, pero no por un “pacto de impunidad” sino por “lealtad” para no incriminar a otras personas.

“Acepté hecho, esos hechos que han sido recogidos por la señora fiscal tendrán que ser corroborado y pasar de ser elementos de convicción en su momento y ser prueba fehaciente de los delitos que se me imputan en este proceso”, dijo Villarán

Sin embargo, acotó, “ese día no ha llegado”. “Llegará cuando la fiscalía, el equipo especial de la fiscalía que respeto y cuya lucha contra la corrupción apoyo, ese día será cuando la fiscalía presente na acusación”, anotó.

Sobre su conducta procesal, sostuvo Villarán, jamás eludirá a la Justicia.

“Yo no soy de las personas que se fugan, yo no soy de las personas que evaden a la justicia. Yo soy de las personas que siempre han dado la cara”, afirmó Villarán ante el juez Chávez  Tamariz.

Esta diligencia, que debía realizarse el lunes, fue suspendida por el juez Jorge Chávez Tamariz a pedido de la fiscal Ángela Zuloaga. La magistrada requirió más tiempo para que los investigados tomen conocimiento de las precisiones en las imputaciones en su contra. El juez anunció además que el jueves, tras escuchar los argumentos de la fiscalía y la defensa emitirá su pronunciamiento sobre el pedido de prisión.

El coordinador del equipo especial Lava Jato, Rafael Vela, dijo ayer que la fiscalía no desistirá del pedido de prisión preventiva contra Villarán, quien –a través de una declaración en radio Exitosa– admitió que siempre supo de la entrega de aportes a sus campañas por parte de las dos constructoras.

“Para nosotros no hay ningún cambio en nuestro requerimiento. Nosotros hemos formulado ya nuestro requerimiento. Las declaraciones públicas mediáticas tienen por supuesto un contexto dentro del que nosotros estamos atentos”, dijo Vela.

Preparada

Susana Villarán, quien se presentó ayer a la audiencia judicial, dijo que estaba preparada para ir a prisión. Al preguntársele si sabía que era probable que fuera al penal de Chorrillos, declaró a Radio Santa Rosa: “Yo lo sé. He estado preparada para eso hace mucho tiempo. He estado preparada para todo”.

Quien también acudió a la diligencia fue el ex funcionario municipal Gabriel Prado; mientras el ex gerente municipal José Miguel Castro no acudió.

Fuente: El Comercio