Tacna y la música

0
157

Bajo el titular “La música los hará grandes” el ex Ministro de Educación Grover Pango dio su opinión acerca del espectáculo que fue una serenata a la patria desde el punto de vista de la cultura, doscientos músicos y coreutas adolescentes dieron forma a la iniciativa del gran tenor peruano Juan Diego Flores, quien quiere hacer del Perú un lugar mejor del que recibió, por ello trabaja con jóvenes y adolescentes que prefieren la música culta.

El tenor derrama talento, compromiso y simpatía, razón por cual la Plaza Mayor de Lima estuvo abarrotada, con la presencia de Martín Vizcarra y el Alcalde de Lima, quienes respaldaron la iniciativa de Flores, bajo la premisa que un instrumento musical reemplaza una futura arma y que el trabajo en equipo se orienta mejor que un futuro pandillaje, los actores esa noche inolvidable se reclutaron entre las zonas de alto riesgo en el país bajo el proyecto “Sinfonía por el Perú”, que tiene a 8,000 niños y jóvenes en 21 lugares del país; la noble idea de Flores es que un niño abandonado por la sociedad siente que la música le está dando la gran oportunidad de sentirse mejor, la música culta eleva el espíritu y genera sensibilidad artística, ellos son mejores niños ahora.

Tacna era reconocida como la Atenas de América porque sus pobladores tuvieron un nivel alto de cultura, la infausta guerra que nos trajo además una ocupación extranjera nos fue adversa también en ello; sin embargo estamos viendo resurgir la cultura en la música; hace pocos días hemos visto al Congreso premiar a dos tacneños, la soprano Eloísa Aguirre y al maestro Andrés Santamaría, quien a su vez promueve en Tacna la Orquesta Sinfónica juvenil, un magnífico proyecto por desgracia poco alentado por la actual gestión regional; Santamaría es todo un caso de vocación lograda, habiéndose trasladado a Lima a seguir la carrera de ingeniero agrónomo se dejó llevar por el canto, y luego de los estudios pertinentes trabajaba en un colegio de alta gama donde fue maestro de canto de Gianmarco Zignago y un jovencito muy amante del fútbol, a quien motivó a estudiar canto, se llama Juan Diego Flores.

La Escuela Superior de Formación Artística Francisco Lazo que es dirigido por Dámaso Solórzano se encuentra activa y nos ha dado una muestra el día 25 como antesala a las fiestas patrias; contando con el auspicio del Club Unión presentó en dicha institución el “Concierto de Gala en Homenaje a la Patria”, actividad ya tradicional; también es loable el esfuerzo de dicho club, que tiene a Patricio Soto Aranda como Vocal de actividades culturales, en el concierto referido la orquesta de cámara de la ESFA interpretó diversas piezas con énfasis en Daniel Alomía Robles, autor de “El cóndor pasa”, hermosa y simbólica que representa el alma del Perú profundo, el de los ríos profundos, nuestras raíces.

Amar a la patria es mucho más que salir a celebrar, es contribuir a que ella sea mejor a nuestro paso, personajes como los mencionados, así como los integrantes de las orquestas y coros al contribuir a nuestro desarrollo cultural mejoran nuestra patria, el país queda en deuda con ellos.