Venezuela post Chávez

0
53

Hasta la década de los 60, el PBI per cápita del país llanero era el más alto de América Latina, el de Colombia era la mitad, y estaba alrededor del 80% del de Estados Unidos, hoy en día, es inferior al 30%; hoy requerirá ayuda humanitaria a gran escala, los hospitales deben ser reabastecidos, las escuelas reabiertas y la comida debe estar disponible para una población gravemente desnutrida, es el resumen de lo que Chávez seguido de Maduro han hecho del otrora opulento país latinoamericano, además ha experimentado una pérdida del PBI mayor que la de los países asolados por la Segunda Guerra Mundial, su tasa de inflación alcanzará 10’000.000 % este año, los alimentos importados el 90% son tan escasos que el venezolano promedio ha perdido 10,9 kilos, y el 10% de la población ha huido; los cortes de energía, la escasez de agua y medicamentos, y la casi hambruna han persistido en el gobierno brutal e incompetente de Nicolás Maduro.

Con las reservas de petróleo más grandes del mundo, Venezuela cuenta con los hidrocarburos para más del 90% de sus ingresos de exportación, pero su producción de petróleo ha caído de un pico de 3,5 millones de barriles por día a fines de los 90 a alrededor de 1,3 millones en el 2018, y será 700.000 en los próximos años, incluso cuando el precio del petróleo ha estado subiendo, la producción del país ha disminuido debido al nombramiento de aliados militares inexpertos como gerentes, la falta de mantenimiento e inversión, el robo de material, y la emigración de los trabajadores petroleros, que en Petróleos de Venezuela S.A. ganan alrededor de $8 por mes.

A pesar del aumento de los precios del petróleo, el chavismo hizo que el déficit fiscal se incremente a 24% del PBI en el 2014, como los precios del petróleo todavía estaban cerca de su punto máximo, esos déficit se financiaron imprimiendo dinero lo que aceleró la inflación, además, el gobierno ha impuesto controles de precios tan severos que los minoristas están obligados a vender sus productos con pérdidas, muy torpemente se ha pretendido regular la actividad económica; la represión es cada vez más brutal contra la disidencia y las instituciones democráticas del país se han debilitado empeorado las cosas, los servicios básicos han dejado de funcionar el año 2016, se les dijo a los empleados del gobierno que se presentaran al trabajo solo dos días a la semana para conservar la electricidad y aún así se sufrieron cortes de energía masivos.

La descripción que hemos hecho se ha extraído de un análisis de la economista Anne O, Krueger, las cifras son contundentes en cuanto a cómo no se debe manejar un estado, inevitablemente nos trae a la memoria el primer gobierno de Alan García Pérez, también con fuerte tufo comunista que dejó el país en condiciones similares, aunque felizmente se pudo sostener el sistema democrático, pero preocupan las coincidencias, gobiernos izquierdistas, con gran carga de autoritarismo, desprecio de la población, y no exentos de corrupción, este informe lo concluiremos en nuestra próxima entrega.