Vizcarra en España

0
361

Martín Vizcarra ha cumplido un recorrido protocolar en Portugal y España, paralelamente nuestro país ha estado soportando condiciones climáticas de peculiar intensidad; aún está por determinarse si corresponden al ciclo natural que tiene recurrencias aún imposibles de determinar por falta de información, o si se trata de los anunciados y ahora temidos cambios climáticos consecuencia de la negativa intervención humana en el planeta.

Se ha generado una corriente de oposición a las elegantes visitas ante los gobernantes de la península ibérica, incluso se habla de plantear una vacancia al Presidente, la opinión pública también se inclina en este sentido; sin embargo es necesario considerar que la imagen de una nación requiere una agenda internacional, y la visita a Europa ha mostrado al Perú ante Europa, ha sido recibido por los reyes de España y recibido una condecoración del Congreso de diputados además de pronunciar un discurso  en dicho recinto.

Una actividad mucho tiempo programada era la inauguración de la feria de arte contemporáneo ARCO, en la cual el Perú era el país invitado y ha habido exposiciones en el Museo del Prado, el de Thyssen Bornernisza y la Academia de Bellas Artes de San Fernando, los lugares más conocidos de la cultura española estuvieron dedicados al Perú; el nivel del acontecimiento por supuesto justificó la invitación a Vizcarra y su posterior presencia con una comitiva de casi medio centenar de personas, algo también criticado; debido a las exigencias del protocolo hemos visto a Martín Vizcarra vestido de frac algo totalmente inusual y quizá hasta chocante en el Perú, y hubieron nuevas críticas, en Europa esa vestimenta es normal y no vemos por qué un peruano con la investidura de Vizcarra equivalente a la de sus anfitriones no pueda vestirse igual.

Es en el sector político donde se ha catalogado como frivolidad la visita que comentamos, la realidad es que si las crisis internas impidieran viajar al Jefe de Estado, el impedimento sería permanente; teniendo en cuenta que la prensa tiene como cualidad la diversidad de opiniones esta posición es justificada ya que es parte del natural ejercicio del periodismo, pero se ha llegado a hablar de una vacancia presidencial por un viaje inoportuno para unos y provechoso para otros; sin embargo es necesario revisarlo ya que involucra un atropello al nivel constitucional y quizá escapa a la función orientadora de los medios.

En nuestro régimen presidencialista el Presidente es el jefe de Estado y personifica a la nación, no somos una democracia parlamentaria donde un simple reacomodo de votos en el Congreso puede ser cambiado el gobierno, ya se perdió demasiado tiempo en hacer pesar la eventual correlación de fuerzas en el Parlamento peruano para retirar a PPK, se recurre a la “incapacidad moral” en una forma que escapa del contexto no solamente en Perú sino en todo América latina; quizá a muchos les haya chocado ver a Martín Vizcarra vestido de frac, quizá también piensen en que el viaje referido no era oportuno, pero siquiera mencionar una vacancia por ese motivo suena a ridículo.